miércoles, 28 de diciembre de 2016

FIN DE UNA ERA


Pues… esta entrada cierra el año y significa efectivamente el fin de una era: dejo la cartografía de forma… si no definitiva, casi. Era algo que quería hacer sobre todo por aprender, creo que lo he hecho y bien, he disfrutado, he sufrido, he pasado por todo frío, calor, agua, nieve, hielo, maleza, vacas, jabalies, corzos, más vacas, mosquitos, avispas… malos caminos… mi Ford Fiesta murió… me caí de un tormo… una roca casi me aplasta en otra ocasión, los relámpagos de mis amores con ese antojo que tienen las tormentas de inaugurar su descarga con un buen rayaco a 30 metritos… por otro lado quedan bien grabada en mi memoria los amaneceres en medio de la nada, las vistas de algunos de nuestros mejores paisajes, ver cambiar las estaciones, los buitres volando sobre mi… esas escenas bucólicas… todo con la paciencia que es esencial cartografiando…sea en el campo como delante de la pantalla… ahora creo que sería capaz de cartografiar cualquier cosa que se me ponga delante.

Los montes pues muchos y variados… desde el primero en el que entré temblando en la Hoz Somera, Beteta, Carrascosa, Cercedilla, La Golondrina, Navalmoral, Monteagudillo, la Ciudad Encantada, los Callejones de Las Majadas, Cañizares, Navalmoral… mucho Sistema Central e Ibérico sobre todo…He visto muchos tipos de relieve, vegetación, roca… creo que he almacenado una experiencia cartográfica interesante que algún día me gustaría transmitir en algún clinic… y es que después de todo este tiempo pienso que es muy bueno que vaya habiendo muchos cartógrafos locales, que hagan mapas cerca de casa, en terrenos que conozcan bien... más que el típico cartógrafo profesional que se pasa la vida viajando.

Así que dejo atrás más de 40 kilómetros cuadrados cartografiados… no creo que haga muchos más. Lo mismo, eso sí, que aseguro que no quiero hacer más mapas, sí digo que revisaré de cuando en cuando los míos y quizá en alguno haga alguna pequeña ampliación. Digamos que es una extensión de terreno cartografiado para orientación de la que me hago responsable, mi porción de terruño celtibérico, y querré tenerla más o menos actualizada. Querré… porque ahora sí voy a hacer una pausa de dos años inapelable, termino de hecho estos días, con una revisión de detalles que le prometí a Maximus hace ya un año y por tanto voy a cumplirla despidiéndome de la cartografía… en el terreno más difícil que me he encontrado en estos años... el querido enebral en berrocal de Navalmoral… único, un exclusivismo ibérico al 100%, experimento de representación, las antípodas para la simbología nórdica de la IOF...  máximo rompecocos, mínima visibilidad. Por allí me encontré con el límite de la cartografía.
 

jueves, 3 de noviembre de 2016

Espumas en el Tajo II

(sigue de "espumas en el Tajo I)

En esta tabla de la evolución de la población de Madrid podemos ver, exactamente, en qué etapa se encontraba Madrid el 28 de febrero de 2013, y el nuevo remonte poblacional que empezó en 2015.

 Ahora, en otoño de 2016, tras las primeras lluvias, con el país en crecimiento débil, grúas de nuevo en los horizontes de Madrid, esta población –oficial y extraoficial- volviendo a crecer… el Tajo vuelve a estar lleno de espuma como en los años 70, los 80, los 2000 y poco… etc. Es la repetición, una vez más, de ese modelo de “progreso”… un Jarama que no da abasto para diluir los residuos de un Madrid inmenso en crecimiento, en crecimiento –así lo ha tenido desde siempre, lamentablemente- mal planificado, con las infraestructuras de saneamiento y depuración años por detrás de lo que se va construyendo, volúmenes de población por encima de lo que marcan las cifras oficiales y… lluvias del otoño que desbordan las depuradoras. Esto es lo que dice el Ayuntamiento de Madrid sobre este momento de crecimiento:


En fin, a pesar de mi posición de defensor a ultranza del Tajo, sí podría llegar entender como argumento el querer salvar la economía a corto plazo sosteniendo la polución del río –para cambiar de modelo en cuanto fuera posible- pero a una declaración por parte del Delegado del Gobierno que dice que “la culpa es del arroyo del Aserradero” solo se me ocurre responder pidiendo su dimisión. Y paso directamente a ofrecer mi propia conclusión:

¿Soluciones? A corto plazo, ninguna. Esta recuperación económica, ni siquiera es realmente sólida. Es simplemente, “algo”, después de años de estancamiento total… ayer leía en el periódico que la hucha de las pensiones se acaba en diciembre de 2017. Hay un paro crónico de medio millón de personas en el sector de la construcción en España. Familias que lo han pasado realmente mal durante años, y Madrid, donde más posibilidades tienen. Esto es España, y el estado lamentable del río Tajo, el resultado de su modelo económico, en el año 1975 y en el año 2016. Y es muy difícil salir de él a corto plazo.

Por lo tanto, para ir saliendo de la crisis económica, Madrid se tendrá que seguir comiendo su “boina” de contaminación del aire, y el Tajo, su contaminación líquida y sus espumas. Ambas están relacionadas también, con lo cual…


Me autorresponderé, en fin, exigiendo medidas, yendo algo más allá del Aserradero: que se anticipen las infraestructuras de depuración a las nuevos desarrollos urbanísticos; que se sobredimensionen, teniendo en cuenta la cantidad de puestos de trabajo que genera Madrid, la cantidad de gente que afluye por necesidad a la metrópolis, y para intentar evitar su desbordamiento cuando llegan las primeras lluvias fuertes tras la canícula centroibérica.  

Y si no hay dinero para depuración, que es probable, pues ruego, una vez más, a Europa, a esa Europa que multa continuamente al Estado Español por sus retrasos y mil malhaceres en planificación hidrológica, para que las costee (mejor dicho, que vuelva a pagar las nuevas/ampliaciones, etc.), y que alivie un poco la situación del río.

Y para mí, mientras, me quedaré con que la causa de la porquería en el Tajo era, y es eso: “progreso de dorada apariencia pero absolutamente irracional”. Nos daremos cuenta. Algún siglo.

Espumas en el Tajo I

Espumas sobre el Tajo

“He aquí, en pocas palabras, la génesis de mi discurso de esta tarde. Cuando hace cinco lustros escribí mi novela “el Camino”, donde un muchachito, Daniel, el mochuelo, se resiste a abandonar la vida comunitaria de la pequeña villa para integrarse en el rebaño de la gran ciudad, algunos me tacharon de reaccionario. No querían admitir que a lo que renunciaba Daniel, el Mochuelo, era a convertirse en cómplice de un progreso de dorada apariencia pero absolutamente irracional.”


 “El sentido del progreso desde mi obra”. Discurso de entrada a la Real Academia Española de Miguel Delibes, 1975.

Con estas palabras de Delibes empiezo, porque tienen mucho que ver con el Tajo y sus problemas, con el Tajo y las espumas de este otoño de 2016.

Cuando Delibes entraba en la RAE con este discurso, precisamente en ese año, a mitad de los años 70, estaban en marcha la construcción del Trasvase Tajo-Segura, grandes desarrollos urbanísticos en los aledaños de Madrid para acoger el inmenso éxodo rural, se prohibió el baño en Toledo… estas fotos son esos años 70.



Fuente: Toledo Olvidado

Años 80:

Año 2006: 

Y octubre de 2016:
Fuente: encastillalamancha.es

En esta ocasión voy a omitir el tema del trasvase, por obvio ya. Sabemos que se realizó basado en hipótesis erróneas, con cálculos erróneos, con un objetivo tan erróneo que ni siquiera ha sido alcanzado, que es el mayor atentado ambiental de España… ya lo sabemos.

Voy a hablar, sí, del otro factor, más interesante y dinámico, puesto que el Trasvase es fijo, y caiga lo que caiga en el Alto Tajo, su agua se irá para Levante. Por Aranjuez, última localidad del Tajo “sin Jarama” bajan los famosos 6 m3/seg, o menos, el adjudicado “caudal ecológico”, desde hace décadas.

Este otro factor es, por supuesto, la contaminación, que conforma esa porquería en forma de espuma.

La respuesta que ha dado Miguel Antolín, Presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, es que “su causa está en el Arroyo del Aserradero en Toledo”.
Una reguera de… unos 0,10 m3/seg de caudal, el origen de que un cauce de la envergadura del del Tajo baje así:
Fuente: eldiario.es

Es tan lamentable que renuncio a rebatirle, y me permitiré contraargumentarme a mí mismo (siempre defensor de un Tajo 100% sano) con algo creo que más serio.

Como dice el propio Plan Hidrológico del Tajo de la Confederación Hidrográfica del Ministerio de Medio Ambiente (ejem) del Gobierno de España, Madrid y comunidad concentran más del 80% de la población (e industria, contaminantes, etc) de la Cuenca. Concretamente el 82,5%, 6 millones y medio oficialmente...

Fuente: Plan Hidrológico del Tajo


Y eso, digo, será oficialmente, ya que pienso que la realidad es superior ¿cuánta gente hay trabajando en Madrid a diario pero siguen empadronados en sus lugares de origen?
Entre quienes vivimos en las 5 provincias colindantes con Madrid ¿cuál es el porcentaje de población trabajando en la Comunidad de Madrid? ¿Cuántos han encontrado en Madrid el trabajo, más o menos precario, que les permite ir saliendo adelante de la crisis en la que aún estamos inmersos? En realidad, estaremos hablando muy probablemente de 8 millones o más. Incluso las cifras oficiales muestran que Madrid es de las pocas provincias que han crecido en población, tras unos pocos años en los que la había perdido, por primera vez en su historia reciente.


Para dar una idea de por donde voy, y en contraposición a esas primeras fotos de “la mierda”, cuelgo las fotos del Tajo más limpio que he llegado a ver en Toledo (aclaro que uno es de la generación que no ha conocido un Tajo limpio de verdad).





Son exactamente del 28 de febrero de 2013. Tras unos años con la economía del país en recesión, la mitad de la juventud “de facto” en el extranjero, varios años de Madrid con la construcción completamente paralizada e incluso perdiendo población y, en cuanto a meteorología, tras un periodo largo de anticiclón invernal que hizo que la contaminación que hubiera, estuviera bien posada en los fondos del Tajo.

(sigue en otra entrada)





viernes, 28 de octubre de 2016

Carta a "La Tribuna de Cuenca"

Orientación Deportiva y los montes de Cuenca

En relación a su artículo de la edición del domingo pasado, 16 de octubre, “Deporte que genera turismo” les escribo para confirmarles que el fin de semana pasado, 15 y 16 de octubre de 1016, un total de 1288 competidores de orientación, venidos de toda España y algunos, también, de otros países, se han acercado a la Ciudad Encantada de Cuenca para participar en el denominado “Trofeo Quijotes”, prueba de la Liga Española de Orientación Deportiva.

Es esta una cifra récord que no se ha alcanzado a en ninguna prueba de deporte al aire libre en la provincia de Cuenca, aparte de carreras populares en la capital.
Quiero aprovechar este evento para llamar la atención mediática sobre ese sector activo de Cuenca que apenas recibe atención actualmente, salvo para hablar del gasto que supone, y sin el que este éxito no hubiera sido posible: sus trabajadores forestales.

Recientes están declaraciones de importantes personalidades exigiendo recortes y congelaciones en gastos de gestión forestal: recortes de temporadas y actividades de prevención de incendios, reducción de tiempos de operatividad y gastos en las brigadas de extinción, anulación de oposiciones a guardería forestal, abandono absoluto de labores de limpieza...

Creo necesario recordar a esta ocasión, que el éxito de este evento deportivo, y el turismo que ha venido a él asociado (recuerdo el propio título del artículo “Deporte que genera turismo”), ha sido posible precisamente gracias a la gestión de estos “recortables” que ni aparecen en las fotos ni reciben ninguna medallita por ello.
Gracias a los gestores de la finca Dehesa Terrazgo de Valdecabras,  de la Ciudad Encantada.

Gracias a los guardas forestales, a los retenes de extinción y prevención de incendios, los vigilantes de las torretas, ganaderos, resineros, ingenieros ... porque son ellos quienes han hecho posible el legado que son los montes de Cuenca; destacando sobre el resto en un país que, en general, la cerilla y la tala indiscriminada han ido convirtiendo en un erial…  es por eso que los orientadores han elegido venir a Cuenca (ha sido la prueba con más afluencia de todo el calendario nacional después del Campeonato de España).

Deporte de aire libre, sostenible, y que por sus características, efectivamente, acompaña al turismo más que ningún otro. Espero que la opinión pública conquense lo tenga en cuenta, y que los representantes políticos se lo piensen más antes de acometer los próximos recortes en gestión forestal. Sean conscientes de lo que pondrían en riesgo.

Publicada en cartas al director de "La Tribuna de Cuenca" el domingo 23 de octubre de 2016.

lunes, 17 de octubre de 2016

Ciudad Encantada (fin)

En primer lugar quiero disculparme ante los extranjeros por no haber editado los boletines 2 y 3 en inglés y francés como quería. Demasiado que hacer en el último mes me lo ha hecho imposible / First of all I want to apologize to all foreigners for not having published any new bulletins 2 or 3 as I planned to do. Too many tasks to do in the last month has prevented me to do so / Premièrement je vous prie de m'excuser pour n'avoir publié aucun bulletin 2 ou 3 en Français. L'accumulation de tâches pendant ce dernier mois m'a empeché de le faire.

En segundo lugar quiero pedir disculpas a los amigos de CyL a quienes pedí ayuda en un principio para organizar esta carrera que desde el año 2013, cuando tuve la oportunidad tenía claro que había que hacer, y que cuando no hubo nadie o casi nadie cerca, me brindaron un apoyo sin el que esta carrera jamás hubiera tomado su impuso inicial. Y el primero de ellos Nicolás Arranz del Corzo, la persona a quien más debo en cuanto a orientación. Si el número de mi licencia empieza por 09, con lo que ello implica, es gracias a él.

Quiero dar las gracias ahora a todos aquellos sin los que la prueba no hubiera sido posible. En especial al personal de la finca Dehesa Terrazgo de Valdecabras, al COMCU, a la Federación Española de Orientación, a la Federación regional, a los voluntarios de Cañizares, a los servicios de Deportes de la Diputación de Cuenca y la JCCM, y a la persona de Ángel Llorens, Concejal de Deportes de Cuenca.

Y muchísimas gracias a todos los orientadores de allá de donde hayáis acudido, por venir a la prueba.

jueves, 21 de abril de 2016

Lidar y libertad

Los tiempos cambian, la tecnología para la medición del espacio va afinando, y aproximando la generación que no conozca lo que es “correr en mapa nuevo”, esa magia de acudir a una carrera en terreno desconocido para todos. La publicación previa del mapa “de Lidar” al Campeonarto del Mundo en Suecia es el ejemplo reciente perfecto. 

Por otro lado, cada vez es más fácil sacar mapas para entrenar y también cartografiar “rematar el trabajo del Lidar” ofreciendo posibilidades de desarrollo local del deporte hasta ahora desconocidas en zonas en las que hay pocos orientadores y cartógrafos  -es decir, perfecto para la Serranía de Cuenca-.

Ahora mismo, ya, para las zonas menos técnicas, la cartografía es cierto que ha pasado a una especie de calcar y colorear… (definiendo un criterio) aunque pienso que habría bastante que hablar sobre la típica vegetación mediterránea, completamente diferente al bosque uniforme nórdico, y su representatividad en la simbología IOF, y los tipos diferentes de orientación que podríamos obtener sobre mapas en los que usemos, por un lado, la manta de semiclaro como una carta comodín de vegetación; y por otro detallando y clasificando según el diferente arbolado y arbustos, como si de elementos de roca se tratasen, haciendo balizables objetos que en un mapa del primer tipo no aparecerían.





Pero de momento también, sigue habiendo un reto cartográfico “de la vieja escuela”, en las zonas de mayores densidades de roca y vegetación, cuando los datos del Lidar empiezan a fallar, la visibilidad es menor… donde hay que ejecutar triangulación clásica, tirar curvas de nivel nuevas…  con problemas no solo de criterio sino de posicionamiento, un poco como los que tendrían los titanes de los 90 como Pravylo, Axelsson… Y también el tener que representar elementos muy próximos sin desviarse en escala ni perder legibilidad.



Y como organizadores, cuanto más “factor sorpresa” queramos añadir a nuestra competición, más tendremos que buscar terrenos enrevesados por vegetación y roca, aunque cada vez la tecnología lo pondrá más difícil. 

Cuando tenía 15 años había que moverse por la Serranía con mapas como el de la izda. Ahora... Lidar y libertad.


No puedo finalizar sin comentar al respecto, el asco, con todas sus letras, que me da que “el máster” de un club de orientación que no quiero mencionar haya publicado días antes de nuestra carrera un mapa de Lidar del terreno de Los Callejones con el siguiente comentario en su imagen “Para entrenamiento previo a la competición”. Esto no lo trago. No puedo dejar de denunciarlo frontalmente porque va contra la tradición ética que desde la IOF y la FEDO se ha impulsado siempre con el concepto de zona prohibida o vedada, para garantizar el juego limpio y equidad entre los competidores. Los días antes de la competición quien organiza está probando recorridos, y sobre todo, los prebalizados están en su sitio. No diré más pero sí advertir para la próxima carrera de la Ciudad Encantada: quien nos encontremos entrenando al cartografiar, prebalizar, o probando recorridos, queda automáticamente expulsado de la competición. Publicaremos el mapa de Lidar, porque hoy en día está al alcance de cualquiera con media hora libre, para su lectura, pero NO para su uso sobre la zona de competición.

Para terminar, por supuesto agradecer a todos los que sí os habéis acercado a Cuenca a participar en el Trofeo Serranía de 2016. Espero que hayáis disfrutado, incluído el diluvio con el que el cielo nos castigó o agasajó durante el sprint, según la apreciación de cada cual. Yo… no hace falta que lo diga.

martes, 12 de abril de 2016

Los Callejones (los mapas)



Siento no haber escrito antes, pero las prioridades son las que son para mí: primero hacer, luego hablar.

El terreno es variado: zonas llanas, con pendiente, con vegetación densa, otras abiertas, zonas donde los elementos rocosos se aprietan con densidad, y zonas donde no hay una sola roca. El bosque también variado con zonas de pinar y de robledal (en el sprint y el domingo).

Voy al grano en cuanto al mapa: siendo una carrerra regional y por tanto con más flexibilidad ante normativas, mi planteamiento ha sido adaptar el mapa a las posibilidades que ofrece el terreno desde la misma elección de la escala, a 1: 7.500 en lugar del 1: 10.000 habitual en España. Por la estructura de “callejones” de gran altura pero estrechez en algunas partes, quería que cupiera todo con facilidad sin tener que modificar símbolos ni hacer grandes abstracciones. Y bueno, creo que así ha sido. 
También lo he decidido así porque Los Callejones son un enclave muy conocido a escala local, muy querido, muy visitado, y me gustaría que el mapa sirva en el futuro para la promoción y aprendizaje de nuestro deporte; y pienso que cuanto más fácil de entender y más riqueza de simbología presente, mejor para ello.

Con el mapa de la Ciudad Encantada va a ser bastante distinto porque en Liga Nacional (y bueno, a mí me hubiera gustado incluso que fuera WRE internacional pero las fechas que esto demandaría y la climatología del enclave lo hacen incompatible),  sí que tengo que ajustarme a la normativa IOF de escalas – y aún el 1:15.000 va a ser imposible-  así que habrá bastante más generalización y abstracción.

Uno de los mejores comentarios críticos que he recibido  –me encanta la crítica constructiva- , de alguien más acostumbrado a los mapas al estilo escandinavo, fue que mi cartografía se lee bien pero que hay zonas en las que da sensación de haber más densidad de elementos de la real. Cierto. Es mi manera de cartografiar. No generalizo desde el principio a lo sueco. Generalizo cuando no hacerlo afectaría a la legibilidad –que para mí es intocable-. Pero mientras no lo haga, sí incluyo elementos perfectamente balizables. Y aquí, por lo que acabo de exponer, seguro que va a dar esa sensación en algunas zonas. Por tanto cartografía más “exsoviética” que nórdica. Aparece todo en cuanto a la roca, y casi todo en cuanto a vegetación. Algún día en un clinic de cartografía me gustaría hablar extensivamente de todo esto y porqué y cómo. No es el momento. Voy a lo que afecta a este mapa en cuanto a simbología particular:

Túnel de roca: en magenta, copiado del pionero de lo cárstico en la Península Ibérica el maestro Paski. Representar en el plano donde hay dos pisos de roca con los dos colores negro y marrón siendo éste el de las curvas es imposible. Por tanto línea magenta: túnel de roca.

Grietas o pasillos muy estrechos: símbolo marrón de surco de tierra. Representa dos cortados de roca en oposición donde no cabrían. También copiado de Paski.

Vegetación. Puntos verdes: representan la mayor parte de las veces un árbol más que una mata, aislado del resto pero pequeño, con el ramaje hasta el suelo o en definitiva que no tiene el porte de un buen pino serrano. Estos son los que sí aparecen con el símbolo de círculo verde  de árbol característico. También algunos robles en las zonas de robledal.

Así que ya sabéis lo que os toca a quienes vengáis. 

Siento de verdad que no podamos ofrecer suelo duro. Sé que es un inconveniente serio para que muchos vengáis, pero como ya ha sucedido otras veces, en la Serranía no tenemos muchas posibilidades. Bosque maravilloso todo el que queramos… más instalaciones deportivas no. 

Y para terminar y por machacar una vez más: las zapas de clavos en casa, por favor.