martes, 31 de octubre de 2017

Alguna cosa pendiente



Solo comentar que con el ajetreo de los últimos tiempos (años) con la orientación y otros temas, se me quedaron pendientes algunas cosillas que me gustaría añadir al blog aunque sea bastante demasiado tarde. 

Estuve bastante apretado y creo que en lo que fallé en lo relativo a las carreras de orientación fue sobre todo en la promoción, sacamos adelante lo importante y esencial pero podríamos haber hecho más promoción y lucir más las pruebas. Pues bien, ahora que he podido descansar algo, aquí dejo un video que habíamos grabado hace 3 años, para promocionar la Orientación en Cuenca con las carreras y entrenamientos que haríamos después, pero que hasta ahora no habíamos podido montarlo y subirlo. https://www.youtube.com/watch?v=x7DMz2n-pFg

También añadir que entre Beteta y Carrascosa se quedan 8 km2 y pico cartografiados para los SOC de los años 2015, 2016 y 2017… que me hubiera gustado promocionarlos más pero lo mismo, el tiempo dio para poco más que para hacer los mapas. Aquí quedan en un A2… creo que es la mayor extensión cartografiada continua de la comunidad autónoma. Fue de alguna manera una apuesta “de aficionado” por la economía verde, el uso común y no consuntivo de los recursos naturales y un granito contra la despoblación, en forma de recurso deportivo como mapa de orientación... creo que es importante recordarlo para favorecer que se hagan mapas, que sirven para organizar eventos interesantes… y que aumentan las posibilidades deportivas en una comarca donde en muchos pueblos no hay ni chavales suficientes para hacer un equipo de fútbol. 


Entre otras cosas que se me quedaron también pendientes de la carrera de la Ciudad Encantada hace un pelín más de un año (ejem no me he olvidado de algunos regalos, de verdad que no ha habido tiempo y llegarán en breve) estuvo promocionarla entre otras cosas con la canción “Where the streets have no name” de U2, canción que me encanta y cuyas letras le encajaban a la perfección. https://www.youtube.com/watch?v=uDkBzkA9L4s

Con esto aprovecho para comentar que no pienso en organizar nada más relativo a la orientación por ahora, que ya hay gente que lo hace muy bien y yo… echo de menos entrenar y participar.

sábado, 28 de octubre de 2017

Los pinos

Los pinos dicen que hace tiempo que nos hemos cargado la Tierra. ¿Donde estará ya su franja altitudinal?




miércoles, 25 de octubre de 2017

Quiero otra España



A mí me gustaría poder seguir dedicándome a escribir de lo que siempre me ha gustado más, que es la orientación, la naturaleza, mis aficiones habituales y los idiomas. La política es un tema que me gusta relativamente, y desde luego un tema del que me gusta escuchar más que hablar, pero ante la situación de bloqueo actual entre el Estado Español y Cataluña, un pueblo que me cae bien, con sus implicaciones a todos los niveles, no me puedo resistir a dejar aquí plasmada mi opinión, aunque sea a grandes trazos, al respecto.

Dicho esto, quiero dejar claro que mi posición es contraria a una Declaración Unilateral de Independencia. Y no porque quiera avasallar a Cataluña, sino todo lo contrario. Mi opinión es que no es lo mejor para Cataluña ahora mismo. Pero también adelanto: rechazo rotundamente la política que ha ejercido el Gobierno Central del Estado en los últimos años hacia Cataluña.

En primer lugar le pido a Puigdemont y su Govern que no declare la independencia: primero porque no se pondría en contra del Estado Español solo. También contra la Unión Europea como tal, y además, también contra cada uno de sus Estados por separado. Porque la República francesa por supuesto que no les va a apoyar, la italiana tampoco. Ni Alemania ni ninguno de los demás estados del continente ni la propia Unión.
Hay quien cita los casos de los referéndum de Québec y Escocia como ejemplos asimilables… pero Quebec es un caso muy particular y no europeo, y Escocia dentro de un año y medio tampoco lo será.

El hecho es que nadie está por tocar fronteras en la Europa continental hoy día. La tendencia es hacia su retirada. Es el contexto social en el que estamos, palpable en todos los países del entorno. No tenga en cuenta solo al Gobierno de Rajoy. Si bien también digo, no me opongo a la celebración de un referendum de independencia, pero si fuera pactado, por alguna vía constitucional, y sobre todo después de agotar todas las vías de diálogo, cosa que considero que no se ha hecho –no se ha hecho porque el Gobierno Central ha sido el primero en darle la espalda, también es cierto-. Otra idea personal, es que pienso que en el caso de plantear la independencia, y de manera general, no solo pensando en Cataluña, esta nunca puede ser inmediata.
Puesto que los mandatos democráticos en la mayor parte de países funcionan a base de legislaturas de 4 o 5 años, pienso que deberían pasar como mínimo dos legislaturas completas desde que se plantee seriamente una demanda de independencia. Es decir, 10 años sería el plazo correcto. Porque en mi opinión se tiene que poder demostrar que una voluntad de independencia es un deseo profundo de un pueblo, y no el reflejo más o menos electoralista de oposición a un solo gobierno. En mi opinión en este problema ha intervenido mucho electoralismo o cortoplacismo, por una parte. Y por otra la dejadez y falta de diálogo del Gobierno Central, sí. Pero en ello entraré después.

Hoy en día toda Europa sabe donde está Cataluña, y sabe que Barcelona es una de las ciudades clave a nivel continental, y saben que tiene un autogobierno propio, un idioma propio y una gran industria. Yo pienso que no hay necesidad de añadir una nueva frontera estatal para marcarlo. Que su área de influencia se puede extender mejor tanto hacia España como hacia Francia sin otra frontera más en Europa. Si de lo que se trata es de la cuestión monetaria… negocien, porque pienso que hay espacio para hacerlo. Y si de lo que se trata es de defender la cultura catalana y la Generalitat de Catalunya, tienen mi apoyo total.

Porque si no podéis soportar el centralismo y la arrogancia de Madrid (o mejor dicho, de la clase política de Madrid)… yo tampoco. Y lo tengo mucho más cerca. Porque no solo lo ha sufrido Cataluña, no solo lo ha sufrido el País Vasco… es que lo sufrió hasta Alcalá de Henares, a 27 kilómetros. El ejemplo es la misma Universidad Complutense “de Madrid”. Esta Universidad (Complutum= Alcalá de Henares) fue creada en Alcalá de Henares por el Arzobispado de Toledo (a 100 kilómetros), bajo cuya jurisdicción estuvo más de tres siglos… Pues bien… tres años duró la universidad en Alcalá de Henares desde que esta ciudad pasó a pertenecer a la provincia de Madrid, en 1833. Tres años. Desde 1833 hasta 1836. No podía a la capital bastarle tener la Universidad Complutense a 27 kilómetros, tenía que llevársela. Y ahí sigue desde entonces. A Alcalá se le restituyó una Universidad en 1977 con la Transición, pero la Complutense, Universidad de Complutum sigue en Madrid capital.


No voy a ahondar más en el ejemplo de la gestión del río Tajo… pero me parece dramático actualmente, que tengamos un Gobierno en Madrid, en la Cuenca del Tajo, aprobando trasvases desde la Cuenca del Tajo al Segura declarando excedentarios embalses a menos del 10% de su capacidad. Y mientras, el río está entre los más contaminados de Europa, y no será porque no llevaba Toledo más de 40 años avisando, constatando y protestando al Gobierno Central. (información detallada sobre el tema en www.tajotoledo.es).

    


El Tajo en Toledo en 2017



Mientras tanto, las cuencas hidrográficas que son competencia de Cataluña fueron las únicas que evitaron la sanción de la Unión Europea por no cumplir a tiempo con la Directiva Marco europea del agua -obligación de que los ríos estén en buen estado medioambiental- como se menciona en: https://fnca.eu/index.php?option=com_content&view=article&id=309:la-union-europea-condena-a-espana-por-incumplimiento-de-la-directiva-marco-del-agua  pero este parecía ser un tema secundario para el Gobierno Central. Total… depurar agua para su consumo será siempre más barato desde un río limpio que desde uno contaminado… pero España apenas sufre sequías…

Es un ejemplo creo que lo suficientemente ilustrativo para que se entienda mi oposición al centralismo que ejerce buena parte de la clase política de Madrid. Por tanto, como he explicado inicialmente, estoy en contra del independentismo, pero por otra también muy en contra de las políticas de ese centralismo. Mi postura es favorable al federalismo, y creo que pasa por el desarrollo de las competencias autonómicas, el diálogo y debate a nivel estatal entre los diferentes pueblos, y un Gobierno Central que no tenga un rol de ausencia ni dictado sino un rol activo de coordinación y modulación.

Así, nos hemos plantado en este final de 2017 con que en Europa fundamentalmente no se entienden dos cosas: ni la declaración de independencia, ni la gestión irresponsable, complaciente del Gobierno Central que lleva respondiendo al descontento catalán desde 2010 con una política de “vuelva usted mañana”, que diría Machado, hasta que se encontró con las urnas ya puestas y casi un enfrentamiento entre dos fuerzas del orden público ¿¿??    Pienso que el Gobierno Central debería haber tomado muchísimas medidas antes de haber llegado a esa situación, y que esto último no puede volver a pasar jamás en España, bajo ninguna circunstancia.

Por lo tanto al Gobierno Central… y hablando solo en cuanto a Cataluña (ejem) le pido que descarte la aplicación del artículo 155, que retome sus funciones y por tanto el diálogo con Cataluña que hace años que abandonó. Cataluña (y no ya la coalición gobernante) no merece que se suspendan unas competencias que han servido para hacer una política ejemplar en el Estado en muchos campos… probablemente en otros no, pero eso era parte de la gestión diplomática que como Gobierno de España debería haber establecido para resolver, y potenciar el país en su conjunto. Y por otra parte, evidentemente que solo se retenga a presos si demuestra su culpabilidad, cosa que nadie fuera del sistema judicial puede saber.

Como prueba de la política errónea de relaciones del Estado con Cataluña, está en que de lo único que ha saltado a la palestra mediática al respecto en los últimos años ha sido el aspecto “fundamental” de las corridas de Toros. El Govern de Cataluña prohibió las corridas de toros en Cataluña… el PP a continuación los declaró de interés cultural para “blindarlos” en el resto del país. http://www.rtve.es/noticias/20131106/toros-son-declarados-patrimonio-cultural-espana-como-proponia-ilp/785640.shtml  Una gran labor de cohesión de España, y un debate imprescindible a escala europea sin duda también.

Vuelvo a reiterar: diálogo detallado, centrado sobre cada uno de los aspectos competenciales importantes (económico, educativo, cultural, administrativo…) y consensos concretos, pues creo que eso debería ser el Gobierno Central.

Le vuelvo a pedir al Govern de Cataluña que renuncie a declarar la independencia. Repito que hay mucho más que centralismo al otro lado, gente que queremos que las cosas cambien. No solo en Cataluña, también aquí en el mismo centro castellano, también en la misma Madrid… y pienso que a ello Cataluña tiene mucho que contribuir. Descarte la Declaración Unilateral de Independencia, que a mi modo de ver está mal planteada por electoralista. Le pido al Govern que no solo piense en el enfrentamiento con el Gobierno de Rajoy. Piense en Cataluña como conjunto social, su diversidad de opiniones y su economía. Piense en el resto de pueblos del Estado y en la diversidad parlamentaria que contiene. Piense en la posición del resto de países de Europa y de la Unión también, y el papel que deben ejercer Cataluña y Barcelona en sus relaciones de muchos tipos en el contexto europeo y con los otros pueblos del Estado Español.

Es imposible resolver cuestión de días problemas que se vienen arrastrando y acumulando desde hace demasiados años, por lo que en conclusión pido a ambas partes que retrocedan, reflexionen, y que den paso a un diálogo, centrado en aspectos concretos, que ofrezca mucho más que ganar a todos. Acabo diciendo que pienso que no podemos volver a retroceder hacia los desastres del siglo XIX y XX. Que España como Estado moderno, asumiendo de verdad que España está compuesta por diferentes pueblos con diferentes sensibilidades, no ha termindado de conformarse aún, que está aún en camino, y que solo hay uno para llegar a ello: el del diálogo, el análisis y los consensos.

sábado, 7 de octubre de 2017

Ideas sobre la relación Cataluña-España

Ideas sobre la relación Cataluña-España

Antes de empezar a hablar de España y el conflicto con una de sus nacionalidades (tal cual las menciona el Art. 2 de la Constitución) históricas, creo que es precisa una revisión de su conformación como Estado.

Para algunos radicales, España como nación data del matrimonio de los reyes Isabel y Fernando en 1476 (vamos, el casamiento habitual en la conformación de reinos del Antiguo Régimen) que fundieron las coronas de Castilla y Aragón.

Para otros radicales, España es una imposición cuasidictatorial por la cual los malvados castellanos centralistas han invadido Cataluña y la han sometido a un régimen colonial o casi… 

Ambos son extremos falsos, derivas de inculcaciones políticas muy nacionalistas, e interesadas en sacar rédito de lo fácil. Y la historia del Estado Español es de todo menos fácil.

Tratada con una mínima profundidad, esta conformación de España como Estado, yo la describiría como producto de tres etapas fundamentales:

1: El Imperio de los Habsburgo o Casa de Austria, heredado por el alemán Carlos V tras derrotar la rebelión comunera castellana, en la que el Imperio regía cada parte con un funcionamiento administrativo y fiscal diferente (y su peso escorado sobre Castilla), con leyes diferentes, fronteras y aduanas entre Aragón (y sus reinos, entre ellos Cataluña) y Castilla hasta 1714. Y luego América, que era propiedad exclusiva de Castilla.
Cito aquí a J.H.Elliott (La España Imperial, un autor inglés para menos suspicacias)

 “…Durante el reinado de Carlos V se desarrollaron tres peligrosos procesos que habían de tener una importancia incalculable durante los siglos XVI y XVII en España. En primer lugar, se estableció el dominio de banqueros extranjeros sobre las fuentes de riqueza del país. En segundo lugar, quedó determinado que Castilla llevaría el peso principal de la carga tributaria en España. Por último, en Castilla, casi todo el peso fiscal recayó sobre las espaldas de aquellas clases que menos capacitadas estaban para soportarlo.” 

2: Tras la más conocida para los catalanes Guerra de Sucesión, a partir de 1714 la monarquía de los Borbones ilustrados, recién llegados de la homogenea Francia, se empeñaron bastante en equilibrar el país durante el siglo XVIII, a golpe de Decretos de Nueva Planta y redistribución de la carga fiscal, sí, pero también repartiendo industria y abriendo el mercado americano a los territorios de la Corona de Aragón.

3: La Revolución Francesa, que marca el fin del Antiguo Régimen en Europa (para empezar a importar más los méritos vitales que la herencia aristocrática)-, fue traída a España por el imperialismo napoleónico (“Guerra de la Independencia” 1808-1814). Como reacción, tras expulsarlo, España entronó a Fernando VII, que anuló la primera Constitución, la de Cádiz con demasiados nuevos aires europeos “Vivan las caenas”… para enfilar un siglo XIX desastroso para el país de desconexión cultural con el resto del continente, analfabetismo y desindustrialización récord, golpes de estado, independencia de Hispanoamérica tras guerras terribles, guerras carlistas también, dictaduras…  el fin del Antiguo Régimen se atasca, y no termina de llegar del todo… una verdadera DesEspaña del XIX para desembocar en la gran catástrofe de la Guerra Civil y la última Dictadura. 

Tras ella, la Constitución de 1978 nos ha llevado al periodo democrático y de convivencia más largo que ha habido desde entonces, el actual.

En esta compleja, y aquí esencialmente resumida historia, ha habido muchos vaivenes e injusticias hacia unos y otros. Repito la fiscalidad ruinosa para Castilla de la España de los Austrias, o la emigración de la España castellana hacia la catalana en los siglos XIX y XX, buscada a propósito por gobiernos como el del dictador Primo de Rivera en su concepto particular de “españolizar” Cataluña – y despoblación y subdesarrollo para el resto.

O por ejemplo, este sistema autonómico actual, que se ajusta en límites y funcionamiento a los antiguos reinos de la Corona de Aragón, nos hace perder toda fuerza en el caso del Trasvase Tajo-Segura, con nuestra cuenca hidrográfica dividida entre varias autonomías, una Castilla-La Mancha con poca población y fuerza, y un Madrid ensimismado que ignora por completo al Tajo, y ahora mismo el “Ministerio de Medio Ambiente” está autorizando trasvases de agua “excedentaria” hacia la cuenca del Segura desde embalses a menos del 10% de su capacidad. Da igual que no se llegue ni a ver, pero lo dicen los papeles del Ministerio: es agua excedentaria. Nada que rechistar.

Recuerdo en este punto una frase de Pi i Margall
“Castilla fue entre las naciones de España la primera que perdió sus libertades; las perdió en Villalar, bajo el primer rey de la Casa de Austria” (Francisco Pi i Margall) 

Pido a este respecto más respeto y comprensión desde Cataluña a la hora de hablar del “centralismo castellano”, pues también nosotros a veces somos las víctimas, y ni siquiera es el centralismo el sistema administrativo tradicional castellano, pues  era descentralizado en provincias, similar al del País Vasco. El centralismo solo lo implantó la Casa de Austria.

La Corona de Aragón y la cultura catalana por el Mediterráneo también plantean cuestiones para la “España Catalana o Països Catalans” que una Declaración de Independencia de Cataluña no soluciona, sino que agrava, y el catalanismo debería analizar: la fuga de Banco Sabadell a Alicante, la Caixa a Valencia ¿porqué esa elección de las empresas catalanas? Eso no lo soluciona la independencia.

Dos tesis:

1. Es esencial el respeto a todos los demás pueblos, con sus valores y defectos. Pueblos diferentes, pero complementarios (y lo prueban la integración de los diversos migrantes y empresas comunes). Pero sobre todo, imposiciones nunca. Las ideas de Napoleón eran mayormente positivas... libertad, igualdad, fraternidad, laicismo (y rodillo cultural igualitario) Pero las impuso. Y de ahí su rechazo en la Guerra de la Independencia, y de ahí a la DesEspaña del XIX… y de ahí a la Guerra Civil, y de ahí a la Dictadura.

2. Estamos aún en vías de configurar un Estado moderno. La Constitución de 1978 es un inicio para salir de la Dictadura y construir una España plural… pero a mejorar, con mucho trabajo, debates y consensos. Es el periodo más largo de convivencia democrática que hemos logrado tener. Por fin. Pero es cierto que hay aún sectores políticos que deben reciclarse, porque parece que no han salido del Antiguo Régimen y sus imposiciones, como el agua excedentaria desde los embalses del Tajo al 10%.

Si Napoleón se hubiera quedado en España después de 1814, con sus ideas de la Revolución Francesa y el Estado Español se hubiera configurado siguiendo la línea del francés, una República centralista, hubiera desaparecido todo rastro de nacionalidades históricas en nombre de las libertades revolucionarias, y se hubiera pasado el rodillo de la castellanización por encima de todo. Incluida Catalunya. 

Sin embargo, en Francia hay quien se lamenta de la pérdida de su riqueza cultural regional aplastada por el centralismo republicano, como la desaparición de la lengua occitana, y ha creado recientemente regiones donde no las había.

Aquí, como contrapartida, ahora tenemos la oportunidad de partir de las nacionalidades históricas para conseguir crear ese Estado moderno y plural, con pleno respeto y puesta en valor de cada una de las culturas del Estado, y quedándonos solo con lo mejor de las ideas que traía Napoleón. La Constitución de 1978 fue un paso esencial, pero hay mucho que trabajar aún.

Yo le pediría a Cataluña que no se independice. Que escuche, que reflexione, que comprenda, y que sea uno de los apoyos, y no un obstáculo, para llevar un Estado Español plural a la modernidad. Y está también la convivencia entre sus ciudadanos, está la cultura catalana expandida por el Mediterráneo, y está la Unión Europea, sus normas y sus valores. La declaración de independencia no resuelve estas cuestiones, y sí está poniendo en fuga a sus empresas, a zonas de cultura catalana pero no independentistas. Piensen que en el otro lado de la balanza no hay solo autoritarismo e imposición. Con respeto, diálogo y acuerdos, creo que Cataluña tiene mucho más que ganar también.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

FIN DE UNA ERA


Pues… esta entrada cierra el año y significa efectivamente el fin de una era: dejo la cartografía de forma… si no definitiva, casi. Era algo que quería hacer sobre todo por aprender, creo que lo he hecho y bien, he disfrutado, he sufrido, he pasado por todo frío, calor, agua, nieve, hielo, maleza, vacas, jabalies, corzos, más vacas, mosquitos, avispas… malos caminos… mi Ford Fiesta murió… me caí de un tormo… una roca casi me aplasta en otra ocasión, los relámpagos de mis amores con ese antojo que tienen las tormentas de inaugurar su descarga con un buen rayaco a 30 metritos… por otro lado quedan bien grabada en mi memoria los amaneceres en medio de la nada, las vistas de algunos de nuestros mejores paisajes, ver cambiar las estaciones, los buitres volando sobre mi… esas escenas bucólicas… todo con la paciencia que es esencial cartografiando…sea en el campo como delante de la pantalla… ahora creo que sería capaz de cartografiar cualquier cosa que se me ponga delante.

Los montes pues muchos y variados… desde el primero en el que entré temblando en la Hoz Somera, Beteta, Carrascosa, Cercedilla, La Golondrina, Navalmoral, Monteagudillo, la Ciudad Encantada, los Callejones de Las Majadas, Cañizares, Navalmoral… mucho Sistema Central e Ibérico sobre todo…He visto muchos tipos de relieve, vegetación, roca… creo que he almacenado una experiencia cartográfica interesante que algún día me gustaría transmitir en algún clinic… y es que después de todo este tiempo pienso que es muy bueno que vaya habiendo muchos cartógrafos locales, que hagan mapas cerca de casa, en terrenos que conozcan bien... más que el típico cartógrafo profesional que se pasa la vida viajando.

Así que dejo atrás más de 40 kilómetros cuadrados cartografiados… no creo que haga muchos más. Lo mismo, eso sí, que aseguro que no quiero hacer más mapas, sí digo que revisaré de cuando en cuando los míos y quizá en alguno haga alguna pequeña ampliación. Digamos que es una extensión de terreno cartografiado para orientación de la que me hago responsable, mi porción de terruño celtibérico, y querré tenerla más o menos actualizada. Querré… porque ahora sí voy a hacer una pausa de dos años inapelable, termino de hecho estos días, con una revisión de detalles que le prometí a Maximus hace ya un año y por tanto voy a cumplirla despidiéndome de la cartografía… en el terreno más difícil que me he encontrado en estos años... el querido enebral en berrocal de Navalmoral… único, un exclusivismo ibérico al 100%, experimento de representación, las antípodas para la simbología nórdica de la IOF...  máximo rompecocos, mínima visibilidad. Por allí me encontré con el límite de la cartografía.
 

jueves, 3 de noviembre de 2016

Espumas en el Tajo II

(sigue de "espumas en el Tajo I)

En esta tabla de la evolución de la población de Madrid podemos ver, exactamente, en qué etapa se encontraba Madrid el 28 de febrero de 2013, y el nuevo remonte poblacional que empezó en 2015.

 Ahora, en otoño de 2016, tras las primeras lluvias, con el país en crecimiento débil, grúas de nuevo en los horizontes de Madrid, esta población –oficial y extraoficial- volviendo a crecer… el Tajo vuelve a estar lleno de espuma como en los años 70, los 80, los 2000 y poco… etc. Es la repetición, una vez más, de ese modelo de “progreso”… un Jarama que no da abasto para diluir los residuos de un Madrid inmenso en crecimiento, en crecimiento –así lo ha tenido desde siempre, lamentablemente- mal planificado, con las infraestructuras de saneamiento y depuración años por detrás de lo que se va construyendo, volúmenes de población por encima de lo que marcan las cifras oficiales y… lluvias del otoño que desbordan las depuradoras. Esto es lo que dice el Ayuntamiento de Madrid sobre este momento de crecimiento:


En fin, a pesar de mi posición de defensor a ultranza del Tajo, sí podría llegar entender como argumento el querer salvar la economía a corto plazo sosteniendo la polución del río –para cambiar de modelo en cuanto fuera posible- pero a una declaración por parte del Delegado del Gobierno que dice que “la culpa es del arroyo del Aserradero” solo se me ocurre responder pidiendo su dimisión. Y paso directamente a ofrecer mi propia conclusión:

¿Soluciones? A corto plazo, ninguna. Esta recuperación económica, ni siquiera es realmente sólida. Es simplemente, “algo”, después de años de estancamiento total… ayer leía en el periódico que la hucha de las pensiones se acaba en diciembre de 2017. Hay un paro crónico de medio millón de personas en el sector de la construcción en España. Familias que lo han pasado realmente mal durante años, y Madrid, donde más posibilidades tienen. Esto es España, y el estado lamentable del río Tajo, el resultado de su modelo económico, en el año 1975 y en el año 2016. Y es muy difícil salir de él a corto plazo.

Por lo tanto, para ir saliendo de la crisis económica, Madrid se tendrá que seguir comiendo su “boina” de contaminación del aire, y el Tajo, su contaminación líquida y sus espumas. Ambas están relacionadas también, con lo cual…


Me autorresponderé, en fin, exigiendo medidas, yendo algo más allá del Aserradero: que se anticipen las infraestructuras de depuración a las nuevos desarrollos urbanísticos; que se sobredimensionen, teniendo en cuenta la cantidad de puestos de trabajo que genera Madrid, la cantidad de gente que afluye por necesidad a la metrópolis, y para intentar evitar su desbordamiento cuando llegan las primeras lluvias fuertes tras la canícula centroibérica.  

Y si no hay dinero para depuración, que es probable, pues ruego, una vez más, a Europa, a esa Europa que multa continuamente al Estado Español por sus retrasos y mil malhaceres en planificación hidrológica, para que las costee (mejor dicho, que vuelva a pagar las nuevas/ampliaciones, etc.), y que alivie un poco la situación del río.

Y para mí, mientras, me quedaré con que la causa de la porquería en el Tajo era, y es eso: “progreso de dorada apariencia pero absolutamente irracional”. Nos daremos cuenta. Algún siglo.